Autonomía y responsabilidad: ¿Qué pueden hacer nuestros hijos?

autonomia niños, responsabilidades de los niños, responsabilidad para niños, autonomia en niños,  enseñar a un niño a ser responsable, fomentar autononomia, desarrollar la autonomia

Cuando hablamos de la autonomía de nuestros hijos, nos referimos a la capacidad que tienen de llevar a cabo conductas, actividades o rutinas por sí mismos, y a manifestar interés por hacerlas.

La capacidad de autonomía de un niño depende de la seguridad que tiene en sí mismo. Para fomentar esta capacidad, es necesario que los padres o las personas adultas nos impliquemos. Ser autónomo quiere decir hacer las cosas con consciencia y ser capaces de llevarlas a cabo por nosotros mismos.

Por otra parte, la responsabilidad es un valor que se añade a la autonomía. Nos permite reflexionar, analizar, administrar, orientar y valorar las consecuencias de nuestros actos. El sentido de la responsabilidad se adquiere con la práctica y la experiencia y, en la medida en que un niño pueda ser autónomo en determinados aspectos, la responsabilidad le ayudará a confirmar esta autonomía. Nuestros hijos deberán tomar decisiones de manera consciente, ya que lo que hagan les comportará consecuencias.

Ser autónomo significa empezar a no depender tanto de los padres. El niño confía en sus capacidades, se siente seguro y ya no nos necesita para todo (ya quiere escoger o vestirse solo). Nuestra función como padres es permitírselo.

Ayudar a nuestros hijos en su proceso de autonomía y darles responsabilidades les ayudará en su proceso de construcción personal, a tener hábitos saludables y a adquirir una mayor independencia.

¿Cómo se construye la autonomía?

Iremos avanzando desde la dependencia total hacia la independencia. Los niños crecen y van aprendiendo poco a poco a valerse por sí mismos, a ser cada vez más autónomos y a asumir más responsabilidades. La autonomía en un niño es un proceso gradual que dependerá:

  • Del momento madurativo: Es decir, de los recursos que tenga para llevar algo a cabo, sus habilidades, sus destrezas, etc.
  • De sus rasgos de personalidad: timidez, seguridad en sí mismo, atrevimiento, necesidad de gustar a los demás, iniciativa, etc.
  • Y, sobre todo, de cómo los padres somos capaces de afrontar, delegar, renunciar, tolerar y permitir que el niño vaya consiguiendo sus pequeños retos.

Es un proceso que implica muchas situaciones de ensayo y error, que implica ir hacia adelante y hacia atrás y, sobre todo, que implica respetar estos tiempos.

¿Cómo conseguir que nuestros hijos empiecen a sentirse autónomos?

  • Reconocer sus capacidades y fomentar su autoestima pasa porque los padres aprendamos a confiar en ellos.
  • Darles responsabilidades que puedan asumir. Por ejemplo, un niño puede ser autónomo en una tarea si esta no resulta excesivamente compleja para poder ejecutarla. Por tanto, la criatura está preparada a nivel madurativo para llevarla a cabo.
  • Valorar lo que hacen, recompensarlos y motivarlos con elogios y afecto.

¿Qué podemos hacer para ayudarles en este proceso?

  • Darles unos encargos concretos, adecuados y asumibles.
  • Reflexionar con ellos sobre las responsabilidades que deben asumir (por ejemplo, guardar los juguetes o ayudar a poner o quitar la mesa).
  • Ser consecuentes con las responsabilidades diarias, hacer el seguimiento y valorarlas.
  • Demostrarles confianza. Deben saber que confiamos en ellos.
  • Dejar que sean ellos mismos los que resuelvan sus dificultades, evitando actitudes sobreprotectoras.
  • Enseñarles a conocer sus propias capacidades y limitaciones.
  • Ayudarles a reflexionar, que tomen conciencia de las consecuencias de sus acciones.        
  • Ayudarles a ser perseverantes y pacientes ante las dificultades y a no buscar resultados inmediatos.
  • Ayudarlos a corregir los errores, aprendiendo de sus propias acciones: el fracaso como parte del aprendizaje.
  • Convertirnos, como padres, en un modelo positivo para ellos, ya que somos sus referentes más importantes.
Categoria
3-5 años, Desarrollo y Aprendizaje, Relaciones familiares y comunicación, Últimos Artículos