¿Cómo escoger la escuela de educación infantil?

Cuando decidimos inscribir a nuestro hijo a la escuela de educación infantil, es habitual que nos preguntemos cuál es la más adecuada para él, ya que se trata de una decisión importante. Por eso, en el proceso de selección, es importante que tengamos en cuenta los siguientes aspectos:

educacion infantil, escuelas infantiles, jardin de infancia, escuela infantil

El proyecto educativo y la línea pedagógica del centro

Cada escuela de educación infantil trabaja de una manera particular alrededor de una línea pedagógica concreta y esto se contempla en el proyecto educativo del centro. Por este motivo es importante conocer el proyecto educativo, pidiendo explicaciones a los profesionales que trabajan en él.

El proyecto educativo nos permitirá conocer los rasgos de identidad del colegio, la concepción que tienen del niño y del proceso de enseñanza-aprendizaje –cómo ayudan a los niños a desarrollar sus habilidades–, qué metodología utilizan –cómo trabajan– qué mecanismos utilizan para evaluar o para realizar el seguimiento de los niños, qué circuitos de participación mantienen con las familias, si tienen periodos de adaptación, etc. Todo ello nos ayudará a identificar si los valores y los principios del colegio están en armonía con los nuestros.

Conocer el tipo de actividades que la criatura hará en el colegio, si el centro dispone de algún servicio de asesoramiento pedagógico o qué fiestas y salidas se prevén también son informaciones que nos pueden interesar.

Las instalaciones

Es importante visitar la escuela para poder saber cómo son sus instalaciones. El tamaño de las mesas, la iluminación, la tipología de los espacios, cómo es el patio, conocer si existen aulas diferenciadas para el juego, el descanso, etc., son algunas de las cosas que nos pueden ayudar a escoger la escuela de educación infantil que más nos gusta.

En este sentido, la infraestructura nos puede gustar más o menos, pero todas las escuelas de educación infantil cumplen unos requisitos mínimos –regulados por cada comunidad autónoma– que aseguran el bienestar del niño en el centro.

Los profesionales que trabajan en la escuela de educación infantil

Todas las personas que trabajan en un centro de primera enseñanza están comprometidas con la educación y formadas en este ámbito: son profesores de educación infantil, técnicos superiores en educación infantil o tienen alguna titulación de grado equivalente.

Si visitamos la escuela y nos interesamos por conocer y hablar con los profesionales que trabajan en ella, podremos valorar su trato: ¿Nos parecen cercanos? ¿Nos generan confianza? ¿Nos resultan afectuosos y agradables? Es importante saber que nuestro hijo recibirá la atención adecuada y, por esto, son tan importantes las impresiones que nos llevemos.

También es importante que resolvamos todas nuestras dudas: ¿Cuántos niños acostumbran a tener por grupo? –es normal que los grupos de edades más grandes estén formados por más niños que los grupos de niños más pequeños–, ¿Cómo se comunican los profesionales con las familias?, ¿Qué hacen cuándo un niño se encuentra mal?, etc., son algunas de las cosas que podemos preguntar.

El servicio de comedor y las demás comidas

Si necesitamos que nuestro hijo haga alguna comida en el colegio, es necesario que nos informemos de su funcionamiento: ¿Podemos traer alguna de las comidas preparadas de casa?, ¿Cómo se tratan en la escuela los diferentes aspectos relacionados con la alimentación? –hábitos y actitudes, introducción a los nuevos alimentos–, ¿Tiene cocina propia o servicio de catering?, ¿Quién supervisa los menús? ¿Cómo los adecuan a posibles trastornos o enfermedades de los niños –gastroenteritis, alergias e intolerancias, diabetes, celiaquía?, ¿Cómo podemos saber lo que come nuestro hijo?…

Si a la criatura le damos de mamar, debemos preguntar cómo nos lo puede facilitar la escuela de educación infantil.

¿Dónde se ubica la escuela de educación infantil?

Es muy importante planificar previamente quién llevará y quién irá a buscar al niño a la escuela porque esto nos ayudará a decidir cuál es la más apropiada por la distancia: ¿Preferimos que esté cerca de casa? ¿Cerca del trabajo? ¿Cerca de la casa de los abuelos?…

¿Qué horario de atención ofrece la escuela?

Con el fin de adecuar la elección de la escuela de educación infantil a nuestras necesidades, también conviene conocer cuál es el horario de atención que nos ofrece. Por norma general, los centros públicos prestan servicio desde el mes de septiembre hasta el mes de julio, de lunes a viernes, entre las 9:00h y las 17:00h. El horario de los meses de septiembre y de julio acostumbra a ser de 9:00h a 15:00h.

No obstante, algunas escuelas ofrecen unas franjas horarias más amplias, como por ejemplo el servicio de acogida antes de las 9:00h.

Los centros privados acostumbran a tener unos horarios más amplios, y pueden abrir a partir de las siete de la mañana (e incluso antes) y hasta las ocho de la tarde. Incluso en los meses de verano (julio y agosto), podemos encontrar centros privados que ofrecen servicio durante todo el día.

Cabe decir que es muy importante que los niños pasen tiempo con la familia. A pesar de que a veces podamos tener una necesidad puntual en la que necesitemos que nuestro hijo deba pasar más tiempo la escuela de educación infantil, no es recomendable superar las ocho horas diarias en el centro.

¿Público o privado?

Decidir si escolarizamos a nuestro hijo en un colegio público o privado es una cuestión muy personal.

En todos los casos, las escuelas de educación infantil, ya sean públicas, privadas o concertadas, cumplen unos requisitos mínimos establecidos por la administración competente. Estos requisitos mínimos se refieren a las instalaciones, a los profesionales que trabajan en ellas, las plazas de alumnos y demás aspectos pedagógicos.

Algunos de los aspectos que más se valoran cuando se va a escolarizar a un niño en un centro público o privado son:

  • El coste de la cuota: Los centros privados son más caros porque están exclusivamente financiados por las familias.
  • Las posibilidades de acceso: Los centros públicos tienen unas plazas limitadas y, en consecuencia, mayores requisitos de acceso que los privados.
  • La metodología: Porque es importante que encaje con nuestro modelo educativo.
  • El horario: Las necesidades de cada familia son únicas y particulares, y la organización es un aspecto muy importante en nuestro día a día.
Categoria
0-1 años, 1-3 años, Desarrollo y aprendizaje, Desarrollo y aprendizaje, Últimos Artículos