El sentimiento de duelo en los niños

En los niños el duelo es un proceso de adaptación emocional de la misma manera que para los adultos. Todas las personas a lo largo de su vida lo van a experimentar con la pérdida de un ser querido.

¿Qué entendemos por sentimiento de duelo?

Los adultos podemos entender que el sentimiento de duelo es una sensación emocional dolorosa, que se nos presenta tras la pérdida de algo con el que mantenemos un vínculo afectivo, como por ejemplo:

– El de un ser allegado y querido.

– El de un animal al que tenemos especial cariño, como por ejemplo nuestra mascota.

– Pérdida de objetivos, ideales e ilusiones que nos habíamos propuesto y que no hemos llegado a conseguir.

Podremos decir que hemos superado el estado de duelo cuando hablemos y recordemos a la persona fallecida o de la pérdida en cuestión sin sufrimiento ya que habremos aprendido a vivir sin ella en el presente y dejando los recuerdos atrás puesto que día a día nos hemos esforzado para salir adelante en compañía de las personas que nos quieren.

duelo en niños, duelo infantil, duelo en los niños, duelo niños


Los casos de duelo en niños pequeños son más comunes de lo que nos imaginamos y no sólo porque los niños se percatan de todo lo que sucede a su alrededor, sino porque en la infancia, como en cualquier otra etapa, pasamos por una sucesión de pérdidas y duelos que deberemos ir superando.
El sentimiento de duelo en los niños

Para los niños menores de 5 años la muerte es algo temporal y reversible. Por ejemplo, piensan que la persona fallecida va a volver de un momento a otro.

Por ello, es importante que el adulto intente ayudar al niño a superar su dolor en todo momento, cuando este lo necesite, mostrándole su apoyo y hablándole de la muerte cómo algo natural.

Cómo explicar la muerte a los niños

Entender qué es la muerte puede resultar un proceso largo. Explicar algunas premisas a los niños les podrá ayudar a que, poco a poco, se familiaricen con la palabra muerte.

Por ejemplo, es importante transmitirles que todos los seres vivos se mueren evitando evasivas o mentiras que pudieran confundir al niño. Asimismo, conviene que conozcan el porqué de la muerte: que el niño sepa que existe una causa física por la que las personas mueren, ya que si no les damos una explicación de lo que ha pasado, podría elaborar su propia teoría y esta, puede acabar generándole más angustia.

También conviene que conozcan que la muerte es algo inevitable y que cuando una persona muere, ya no va a volver más.

Además de explicarle la parte biológica de la muerte es importante ayudar al niño en el proceso de duelo, evitando que reprima sus sentimientos. Recordar a la persona querida dejando que tenga una foto de ella o conversar con el niño acerca de nuestros sentimientos es una forma de ayudar a nuestros hijos en la muerte y el duelo.

Úrsula Velasco Segura, Maestra de Educación Infantil, del Jardín de Infancia Bressol de Mar

Categoria
1-3 años, 3-5 años, Relaciones familiares y comunicación, Relaciones familiares y comunicación