Girona en familia

Esta vez os quiero proponer una visita a las comarcas gerundenses. Mayo es uno de los mejores meses para visitar su capital, Girona y lo es porque es “Temps de Flors” y la ciudad se convierte en una obra de arte.

Así que reservad en el calendario algún día entre el 13 y el 21 de este mes de mayo 2017 para ir a visitar este espectáculo de colores, que merece la pena.

Como siempre, mejor evitar el fin de semana por la aglomeración de gente, pero si os es imposible, no por eso dejéis de ir, elegid bien las horas para perderos por las calles y podréis disfrutar igualmente.

Es una actividad muy gratificante para hacer con niños: aprendemos a apreciar la belleza, que también hay que cultivarla, se puede aprovechar la ocasión para hacer juegos como por ejemplo identificar los colores de las flores en otros idiomas, participar en otras propuestas que podemos ir encontrando en los diversos espacios de la exposición, etc. Hagáis lo que hagáis, seguro que os encantará.

Y no olvidéis la parte dulce, en el Rocambolesc encontraréis unos helados muy especiales!

Si decidís invertir algo más de tiempo en la zona, os recomendaría que fuerais a hacer cualquier tramo del Camino de Ronda, es un pequeño sendero que bordea la Costa Brava y te permite acceder a rincones preciosos para disfrutar del mar. Ahora es una buena época, todavía no hace demasiado calor y no hay masificación en las calas y te permite contemplar estas postales con tranquilidad. Así que desde Tossa de Mar hasta Portbou tenéis kilómetros y kilómetros de costa por descubrir.

Y en la playa ya lo sabéis, zapatos fuera, andar descalzos, dejar que el agua todavía fría nos acaricié los pies, hacer castillos de arena y circuitos de agua, las posibilidades son infinitas…

Si preferís una opción más ‘mona’, os invito a visitar, con reserva previa, la Fundación Mona, es una fundación que rescata primates, chimpancés y macacos para darles una vida mejor; aunque parezca mentira, a día de hoy todavía hay gente que tiene estos animales como “mascotas” en casa hasta que se hacen grandes y son peligrosos, no hay que olvidar que son animales salvajes, también hay lugares donde los siguen utilizando como reclamo en circos y espectáculos… Lamentable, todo ello, y es por eso que existe Mona, para acogerlos y cuidarlos cómo se merecen. Lo ideal sería poder reintroducirles en su hábitat natural, la selva, de donde no tendrían que haber salido nunca, pero no hay ninguna garantía de éxito, así que la única opción viable que queda es cuidarlos en cautividad. Lo peor de todo es que tienen lista de espera, que el espacio y los recursos son limitados y no pueden acoger todos los primates que lo necesitan, así que si los vais a visitar, os explicarán todo esto y más y contribuiréis a mantener el proyecto. También hay talleres para niños que son muy educativos. Esta es la única vía para erradicarlo, la educación y la sensibilización, enseñadnos el valor de la vida, el respeto por todos los animales, en concreto estos están en peligro de extinción y seguro que todos deseamos que las próximas generaciones puedan seguir disfrutando de ellos.

Qué os parece esta propuesta, os animáis? Lo compartís? #propuestaparentalis

Categoria
3-5 años, Escapadas en Familia, Ocio y TIC