Lo que debemos saber de los alimentos para preparar un menú saludable para niños

Alimentarnos de forma saludable es un hábito imprescindible en cualquier edad, que se empieza a forjar durante la infancia. Los niños adquieren hábitos a partir de su experiencia con el tipo y la distribución de platos que comen en casa, en el colegio, en el comedor escolar, etc.

Además de tener una dieta variada y equilibrada o hacer cinco comidas al día, ampliar nuestros conocimientos en nutrición, sin que sea necesario convertirnos en expertos del tema, nos permitirá organizar o prever mejor el menú diario o semanal.

¿Qué nos aportan los alimentos?

calorias niños, dieta para niños, cuantas calorias necesita un niño, nutrientes niños, nutrición en niños, menu saludable para niños


Las calorías
Los alimentos nos aportan diversas sustancias que el organismo necesita para su funcionamiento y desarrollo. Estas sustancias son las calorías y los nutrientes: cada elemento contiene una cantidad determinada.

Las calorías son la energía que el organismo consume y que nos permite desarrollar las funciones vitales. Este consumo es diferente en cada niño ya que depende de diversos elementos: la actividad que realiza, el peso, la edad, el sexo, etc.

A partir de los tres años, el crecimiento del niño ya no es tan rápido como en etapas anteriores, pero al mismo tiempo, los niños acostumbran a incrementar su actividad física y, por consiguiente, sus necesidades calóricas. Generalmente, se puede realizar un cálculo aproximado de las necesidades calóricas del niño utilizando la siguiente formula:

1.200 kilocalorías + (100 kilocalorías x edad del niño)

Por ejemplo, la necesidad de calorías para un niño de cinco años es, aproximadamente, de 1.700 kilocalorías al día.

1.200 kilocalorías + (100 kilocalorías x 5 años) = 1.700 kilocalorías al día

Además, si el niño practica alguna actividad o deporte, el consumo de energía puede ser todavía mayor. Por este motivo es importante que las aportaciones calóricas se adecuen al consumo y al desgaste de los niños.

En este sentido, el pediatra o un experto en nutrición nos podrá orientar en relación con el consumo necesario de calorías según la particularidad de cada niño.

Los nutrientes

Los nutrientes son aquellas sustancias que nuestro cuerpo aprovecha de los alimentos. Un alimento puede contener diversos tipos de nutrientes, en mayor o menor cantidad. Por ejemplo, los cereales, las legumbres y los frutos secos contienen proteínas, pero también glúcidos.

Existen diferentes nutrientes: las proteínas, los glúcidos, los lípidos –o grasas–, las sales minerales, las vitaminas y el agua. Todos ellos son necesarios en una dieta sana, ya que cada uno de ellos, además de aportar energía, tiene funciones diferentes:

  • Función energética: Aportan al organismo la energía necesaria para llevar a cabo sus funciones. Los glúcidos, los lípidos y las proteínas realizan esta función.
  • Función plástica: Aportan al organismo los materiales que necesita para formar y renovar las estructuras corporales. Las proteínas y algunos minerales como, por ejemplo, el calcio, ayudan a desarrollar esta función.
  • Función reguladora: Consigue que las reacciones químicas del cuerpo se produzcan en el momento y en la velocidad adecuadas, de manera que nuestro cuerpo funcione correctamente. El agua, las vitaminas y la mayoría de los minerales realizan esta función.

Dado que a cada alimento aporta un nutriente (o predomina), un buen equilibrio de los grupos de alimentos es esencial para conseguir que la dieta sea saludable. Las pirámides de alimentos, las recomendaciones del pediatra o del nutricionista nos ayudarán a saber con qué frecuencia conviene que nuestro niño consuma cada grupo de alimentos.

Categoria
3-5 años, Alimentación y Nutrición