¿Preparamos un detalle personalizado para papá?

regalos para padres

Hacer un regalo y acertar no siempre es fácil. Cuando nuestros hijos nos preparan un detalle hecho por ellos, sin embargo, es más fácil que el regalo en cuestión nos encante. Ahora que se acerca el 19 de marzo, fecha en que se celebra el Día del Padre, podemos animar a nuestros hijos a hacer un detalle para obsequiar a su padre.

¿Qué le gusta a papá?

Si celebramos el Día del Padre y queremos ayudar a nuestros hijos a hacer un regalo para su padre, podemos empezar pensando en qué le gusta o qué le puede ser de utilidad. Sentémonos con los niños un rato y pensemos todos juntos las cosas que le gustan a papá. Mientras las vamos diciendo, las podemos ir recogiendo en una lista, por ejemplo dibujando las ideas que se nos ocurran en un papel:

¿Papá suele tomar notas? Pues podemos forrar una libreta con papel y que el niño haga una creación en la portada.

¿Le gusta tomar café? Pues compremos una taza blanca y que el niño haga un dibujo utilizando rotuladores especiales para cerámica.

¿Es un apasionado del coche? Entonces podemos hacerle algún detalle para colgar en el espejo, haciendo formas con cartulinas o haciendo un collage… y atándolo con una cuerda.

Para padres lectores, un punto de libro puede ser una propuesta muy acertada.

Si a papá le gusta comer, podemos cocinar un plato sencillo pero que sea de su gusto.

Aparte de las manualidades que podemos hacer con papel, también podemos pensar en objetos hechos con barro o con yeso (un reposa papeles, un portalápices…), manualidades confeccionadas con ropa (un delantal en blanco para pintar algún dibujo o una bolsa para la compra decorada), o incluso utilizar elementos de la naturaleza para preparar nuestro detalle (por ejemplo, si al padre le gusta el mar ¡podemos hacer un jarrón con arena y conchas!).

Los niños tienen mucha imaginación, ¡dejémosles libertad para crear! Si nos necesitan, les podemos ayudar a pensar o a confeccionar los detalles, podemos dejarles diferentes materiales a su alcance para incentivarlos a hacer sus creaciones…

Evitemos corregirlos -no pasa nada si pintan las caras de color verde- y no limitemos estos espacios y momentos de creación sólo a ocasiones puntuales. Aunque la cercanía de una fecha como el Día del Padre puede incentivar la creación de una manualidad, las actividades plásticas aportan muchos beneficios a los niños y se pueden hacer en muchos momentos. 

¿Qué le puede regalar a un bebé a su padre?

Si nos hace ilusión hacerle un detalle al padre pero nuestro hijo todavía es demasiado pequeño y no ha desarrollado las habilidades necesarias para poder crear ninguna manualidad, podemos optar por hacer la manualidad nosotros mismos: por ejemplo, podemos estampar la huella de la mano o del pie del bebé en barro o en papel, enmarcar una foto en la que salgan padre e hijo, o regalarnos tiempo para estar juntos y programar una salida en familia en un lugar que le guste a papá.

En el mercado también podemos encontrar propuestas originales que fomentan el contacto y la relación entre padre e hijo: unas manoplas para compartir un rato divertido cuando padre e hijo se bañen juntos, un portabebés, o algún libro de cuentos protagonizado por un padre para leer y mirar juntos.

Categoria
0-1 años, 1-3 años, 3-5 años, Ocio y TIC, Ocio y TIC, Ocio y TIC