Salud bucal en niños

Salud bucal en niños, higiene bucal en niños, cuidado de los dientes para niños, dentición infantil, dentición en los niños


Si, ya desde pequeño se ha acostumbrado a la limpieza de las encías y de los primeros dientes –limpieza realizada principalmente por los padres y los demás familiares– ahora le enseñaremos cómo lo puede hacer él mismo ayudándole a adquirir el hábito de cepillarse los dientes como mínimo dos veces al día o después de cada comida. Para ello deberemos tener en cuenta que nosotros somos el ejemplo y la referencia más cercana del niño. Es fundamental, por consiguiente, que vea que nosotros practicamos el hábito que deseamos transmitirle.
A partir de los dos años, poco a poco se irá completando la dentadura de leche de nuestro hijo. Entonces, al margen de mantener los hábitos de higiene y de alimentación adquiridos hasta ahora, el niño podrá aprender asimismo cosas nuevas que le ayudarán a tener una buena salud bucal.

Para enseñarle cómo se cepillan correctamente los dientes, podemos mostrarle cómo lo hacemos nosotros, las primeras veces cepillándole nosotros mismos los dientes y, comprobando cómo lo ha hecho cuando lo haga por sí mismo. Será necesario dedicarle tiempo y paciencia, reconociéndole cuando lo haga bien y empiece a mostrar una cierta autonomía.

También deberemos enseñarle a enjuagarse bien la boca. Cuando aprenda a hacerlo, podrá empezar a hacer servir pasta de dientes fluorada específica para niños, utilizando a cada vez una cantidad equivalente al tamaño de un guisante.

También es un buen momento, si todavía no lo ha hecho, para ayudarle a dejar el chupete y el biberón: el uso continuado de estos puede ser perjudicial para su salud bucal.

A partir de los tres años ya podrá empezar a enjuagarse la boca con colutorio fluorado después del cepillado.

Con respecto a la alimentación, continuaremos evitando el consumo frecuente de dulces, por ejemplo sustituyendo la bollería industrial por fruta. Con todo, es importante saber que resulta más perjudicial el consumo habitual de dulces que no la cantidad.

Si no lo hemos hecho antes, habrá llegado el momento de hacerle una primera visita al odontólogo u odontopediatra, el especialista que trata los dientes y las enfermedades bucales de los niños.

Categoria
1-3 años, cuidados y seguridad, Salud, Últimos Artículos