Semana 34 de embarazo

Semana 34 de embarazo

En este momento se empieza a definir la posición de la criatura en el útero de la madre –de cabeza, de nalgas o transversal–. Si naciera ahora, se le consideraría un bebé prematuro tardío. Ahora el feto acostumbra a superar los dos kilos de peso y mide aproximadamente 48 centímetros.

La mayoría de las arrugas de la piel han ido desapareciendo, y ahora la criatura tienen unos contornos redondos y la cara lisa.

Sobre todo a partir de esta semana será importante cuidar nuestra piel, puesto que con el aumento del peso esta se estira. Si nuestra piel está hidratada, evitaremos la aparición de estrías.

Asimismo, es importante conocer las señales del parto para no confundirlas con otros síntomas o molestias propios de esta etapa de la gestación. Estos señales son:

  • contracciones regulares, dolorosas y cada vez más intensas, con intervalos cada vez más cortos (2 contracciones cada 10 minutos);
  • expulsión del tapón mucoso, una sustancia mucosa y gelatinosa que protege la entrada del útero durante el embarazo y que se desprende al producirse la dilatación cervical;
  • rotura de aguas,
  • y dolores lumbares de tipo menstrual.

Por otra parte, muchas mujeres tienen contracciones uterinas periódicas, que en ocasiones pueden ser bastante fuertes pero que no son frecuentes, produciéndose con intervalos irregulares. Se deben diferenciar estas contracciones de las señales de parto que hemos comentado antes.

Ahora estamos bastante cerca del parto y es un buen momento para empezar a preparar nuestra maleta y la del bebé con lo que necesitaremos para el parto y para los primeros días de vida de nuestro hijo.

Categoria
El desarrollo de tu hijo, El embarazo semana a semana, Embarazo, Semana a semana