Semana 37 de embarazo

semana 37 de embarazo,  semana 37 de embarazo sintomas

Si la criatura naciera esta semana ya no se consideraría un parto prematuro sino un parto dentro del plazo. En esta semana los bebés pesan unos 2,7 kilos y miden en torno a los 50 centímetros. A partir de esta semana las madres podemos manchar con sangre debido a la dilatación del cuello del útero, que puede provocar el desprendimiento del tapón mucoso. Si nos sucede esto, es recomendable consultarlo con el médico.

Esta semana el médico nos podrá decir con precisión, mediante una ecografía, si el bebé está bien colocado. Hasta la semana 37 la mayoría de las criaturas se encuentran con los pies en la parte más alta, pero debido a las limitaciones de espacio van buscando la postura más cómoda y cuando la adoptan, rara vez la cambian. Los movimientos del bebé pueden reducirse porque ahora dispone de menos espacio para moverse.

El cansancio propio de esta etapa hace necesario que la madre descanse más. Será conveniente descansar en diversos momentos a lo largo del día. En estas semanas, además, a menudo cuesta conciliar el sueño y se suele necesitar ir con frecuencia al lavabo. Según los estudios, durante el tercer trimestre es cuando peor se duerme.

Asimismo, el volumen de los pechos aumenta y los pezones se vuelven más oscuros y sensibles, preparándose para la lactancia.

En esta etapa también se pueden sentir más contracciones de Braxton Hicks –poco intensas e irregulares– durante más tiempo, que al mismo tiempo resultarán más incómodas. En ocasiones pueden ser más seguidas y hacernos creer que vamos de parto. Si las contracciones que estamos notando aumentan de forma constante en la duración e intensidad es que no se trata de contracciones de Braxton Hicks, con lo cual podría ser que haya llegado el momento del nacimiento.

Categoria
El desarrollo de tu hijo, El embarazo semana a semana, Embarazo, Revisats, Semana a semana