Semana 38 de embarazo

Semana 38 de embarazo, semana a semana, desarrollo fetalLa criatura ya acostumbra a alcanzar los tres kilos de peso y está encajada en la pelvis de la madre. Esto puede provocar que tengamos ganas de orinar con mayor frecuencia.

Los órganos del bebé se han desarrollado por completo, ocupan su ubicación definitiva y casi todos funcionan a pleno rendimiento. El lanugo, el vello que cubría la piel del feto a modo de capa protectora durante una buena parte del embarazo, prácticamente ha desaparecido.  

En este momento prácticamente todos los bebés están bien encajados, aunque continuaremos sintiéndolos cuando cambien de postura o estiren un brazo o una pierna. El feto espera que el cuello de la matriz se dilate y le permita pasar.

Uno de los factores que favorecen la dilatación es la acción de las hormonas. Cuando la criatura empuja el cuello de la matriz, estimula la segregación de oxitocina en la madre. Esta hormona incrementa la producción de otras hormonas, como las prostaglandinas, que provocan más contracciones.

Este cambio hormonal que se produce al final del embarazo para desencadenar el parto puede hacer que la madre se sienta más cansada y que tenga náuseas. En estos últimos días también notaremos la pérdida del tapón mucoso que, en general, se produce entre uno y tres días antes del parto.

Las estadísticas nos dicen que solo un cinco por ciento de los bebés nacen en la fecha prevista, mientras que el 95% lo hacen antes o después. Por consiguiente, conviene estar alerta a los señales que indican que se está de parto, como romper aguas, las contracciones regulares o el sangrado vaginal.

Estas últimas semanas acostumbran a hacerse un poco largas. Convendrá aprovechar para descansar tanto como podamos y relajarnos.

Categoria
El desarrollo de tu hijo, El embarazo semana a semana, Embarazo, Revisats, Semana a semana