Tu hijo de 7 meses y 1 semana

incorporar solidos, alimentos solidos, introducir alimentos solidos

Nuestro hijo será cada vez más hábil y se mostrará más curioso. Ahora continúa arrastrándose por el suelo pero es posible que ya empiece a levantar el abdomen apoyándose en las manos y las rodillas, balanceándose hacia delante y hacia atrás: se está preparando para gatear. Algunos niños no levantan la barriga pero consiguen desplazarse haciendo fuerza con los brazos y manteniendo el resto del cuerpo en el suelo. Aunque todavía no le hayan salido los dientes, nuestro hijo quizás comenzará a masticar. Si esto es así, ya podemos empezar a introducir los alimentos sólidos. Una forma de hacerlo es dejándole trocitos de comida en el plato para que los pueda coger con las manos y los vaya probando: trocitos de fruta blanda sin pepitas, trozos de verdura, bastoncillos de pan, pasta… Dejándole la comida en el plato no solo le ayudaremos a despertar su interés hacia los alimentos, sino que entrenaremos su capacidad de manipulación: comenzará cogiendo los alimentos con la palma de la mano hasta que pueda utilizar los dedos para cogerlos. Tenemos que pensar que si el niño no tiene dientes, no podrá triturar la comida en cuestión, aunque podrá chuparla. Evitemos, por consiguiente, dejarle trozos demasiado pequeños con los que se pueda atragantar, y tampoco le dejemos solo mientras come.

También irá ganando habilidad en la manipulación de los objetos. Si hasta ahora cogía algo con una mano y se lo ponía en la otra, ahora ya podrá sujetar dos cosas al mismo tiempo, una en cada mano. Si le ponemos delante algo que despierte su interés, le ayudaremos a aprender a soltar un objeto para coger otro. Por ejemplo, mientras tiene las dos manos ocupadas, sentémonos delante suyo, dejémosle un juguete en el suelo y animémosle con palabras a que lo coja. Al principio quizás intentará hacerlo sin soltar los objetos que ya tenga en las manos, pero a base de hipótesis y pruebas, aprenderá a soltar uno para coger otro. Dejándole explorar por sí mismo, hacerse preguntas y encontrar respuestas, así como cometer errores, le ayudaremos a favorecer su desarrollo.

Categoria
0 a 12 meses semana a semana, 0-1 años, El desarrollo de tu hijo, Semana a semana