AZORES: la isla de São Miguel en familia.

Si miráis el mapa quedan en medio del Océano Atlántico, entre la Península y Nueva York y esto las hace muy especiales, sobre todo por el clima, que favorece una flora excepcional. La gran ventaja es que hay vuelos de las principales compañías low cost, así que el avión es asequible económicamente y, esta gran ventaja reciente hace que no sea un destino masificado, algo que se agradece sobre todo en época estival cuando cuesta más encontrar lugares especiales para disfrutar sin aglomeraciones. Si buscáis sol y playa, pulsera y tumbona, no serían vuestro destino idóneo, Azores es ideal para personas que quieran descubrir una isla verde, con rutas por la naturaleza que os dejarán boquiabiertos. Es una isla volcánica, fácil de recorrer, tiene 62 km de largo y casi 16 de ancho y básicamente sólo tiene una carretera principal que recorre todo su perímetro. Todos los puntos de interés están perfectamente indicados, así que no hace falta ni GPS. La mejor opción sería alquilar un coche e ir descubriendo cada día una parte de la isla, nosotros estuvimos una semana y es un periodo perfe

cto para vivirla tranquilamente. Para el alojamiento nuestra recomendación sería elegir una casa rural, en consonancia con el destino y si es con piscina, mejor, así por las tardes uno se puede quedar a relajarse y darse unos baños. Recuerdo que el primer lugar donde fuimos fue a Caldeira Velha, un espacio natural donde hay fuentes de agua termal donde bañarse bajo una cascada, al llegar allí comentamos entre nosotros que era un lugar precioso, que si el primer día ya empezábamos así, el resto de visitas sería difícil que estuvieran a la altura! Nada más lejos de la realidad, cada excursión valió la pena, cada rincón tiene su encanto.

Descubrimos impresionantes saltos de agua, bosques de secuoyas hipnotitzantes, lagos de colores imposibles, aguas termales, bosques frondosos llenos de vida, fumarolas, lagos en cráteres, cuevas volcánicas, islitas donde disfrutar de un día de playa y, el plato fuerte, la posibilidad de avistar animales marinos en libertad, el gran motivo por el que elegimos este destino. Es recomendable tener muy en cuenta las condiciones climáticas a la hora de elegir qué día queréis subir al barco para intentar encontrar algún animal nadando en el océano; nuestra recomendación es que cuando lleguéis, consultéis las previsiones meteorológicas y la previsión del estado del mar y en función de esto decidáis. Dejaros asesorar sobre qué día dedicar a esta fascinante actividad. Llegado el día de realizar esta actividad y después de las explicaciones pertinentes sobre seguridad, después de tomar la pastillita antimareo para prevenir que nada nos estropeara esta magnífica experiencia, nos pusimos los chalecos salvavidas y subimos a una de las mejores barcas adjudicada especialmente por el hecho de ir con el peque. Una vez en la barca, ojos muy abiertos y pendientes del biólogo que venía con nosotros, conocedor del medio. Nos iba explicando curiosidades durante el trayecto; afortunadamente era vasco y todas las explicaciones eran entendibles 🙂 Estas excursiones comentadas forman parte de un proyecto sostenible de investigación científica, que vale la pena conocer. Lo primero que vimos fueron delfines, que juguetones, ¡! saltaban junto a la barca mostrando sus habilidades, qué maravilla, ¡! grandes y pequeños nos dejábamos maravillar por aquel espectáculo. Es difícil describirlo, pero nosotros nos sentíamos afortunados de presenciar estos mamíferos salvajes tan cerca. La siguiente sorpresa fue una tortuga marina, un animal que no es fácil de ver, pero que tuvimos la gran suerte de poder apreciar bajo el agua muy cerca de nuestra embarcación. Fue fantástico! Y por último, pudimos admirar los grandes cetáceos, pudimos apreciar preciosas ballenas que nadaban a sólo unos metros, fue increíble, una experiencia inolvidable. Las Azores son uno de los mayores santuarios de ballenas del mundo, se pueden divisar hasta 24 especies diferentes! Y la mejor época para poder verlas es en verano aunque aseguran que se pueden presenciar durante todo el año. Qué os parece? Tendréis en cuenta este destino para vuestras próximas vacaciones?

Categoria
Artículos destacados, Escapadas en Familia