¿Qué hacemos un día de nieve?

Una nevada no es algo que pase cada día y para los niños salir a tocar la nieve cerca de casa les puede resultar una experiencia fascinante. Está claro que seguramente hemos ido o podemos ir a pistas de esquí o lugares donde disfrutar de la nieve, pero una nevada en un día rutinario nos acostumbra a emocionar a todos.
Ver como la calle por la que acostumbramos a pasar ha cambiado totalmente de apariencia, disfrutando del paisaje, ir hacia la escuela hundiendo los pies en la nieve e intentando mantener el equilibrio para no resbalar. Tocar la nieve con las manos y descubrir qué sensaciones nos despierta, salir a la hora del patio y dejar volar la imaginación para jugar hoy de una forma diferente…
La nieve nos puede ofrecer muchas posibilidades para pasarlo bien a la vez que los niños ponen en juego su creatividad, su capacidad de adaptación (a este frío que no estamos acostumbrados) y, incluso aprecian vivencialmente un verdadero ejemplo de los cambios de estación.
Así pues os proponemos que os abriguéis bien (vigilando que no coartemos la libertad de movimiento de los niños embutidos con demasiadas prendas de ropa) y disfrutemos de la nieve en familia.

Algunos juegos con los niños en la nieve:

  • Dibujemos en el suelo: Una actividad muy sencilla y únicamente necesitaremos nuestros dedos o, ¡para los más frioleros un palo! La nieve es un gran mural blanco donde escribir y dibujar todo aquello que deseemos. ¿Queremos repetir? ¡El guante servirá de goma de borrar! ¿Y si usamos nuestro cuerpo? Por ejemplo, tumbados en el suelo, abriendo piernas y brazos arriba y abajo haremos la silueta de un ángel de nieve.
  • Hagamos creaciones con la nieve: Rescatemos los cubos y palas que usamos en verano con la arena de la playa y ¿hacemos castillos de nieve? ¿O que nos apetece crear? Llevaos a la calle elementos decorativos varios (purpurina, colorante, plumas, recipientes, etc.) y dejemos que los niños hagan volar su imaginación. Mientras manipulan la nieve también descubrirán un fenómeno natural: ¡el paso del estado sólido al estado líquido!, ¡De la nieve a el agua!
  • Improvisad un trineo: ¿Ha caído una buena nevada? Busquemos pequeñas bajadas y con un cartón en el trasero nos podemos deslizar sobre la nieve. También podemos arrastrar a los niños por la nieve dentro de una caja de cartón o dentro de una caja de aquellas típicas de la fruta atándola a una cuerda. ¡Seguro que se divierten!
  • ¿Qué hay bajo la nieve? Podemos excavar agujeros en la nieve y descubrir qué se esconde debajo. Aquí un trozo de andén… Aquí, a pie del árbol, un poco de arena…
  • Los tradicionales muñecos de nieve: ¿Representamos quién somos en un muñeco? Podemos hacer a la madre-muñeco, al abuelo-muñeco… o, a quien deseemos.
  • Y otro de los conocidos juegos en la nieve: ¡una divertida batalla de bolas de nieve! Nos podemos lanzar bolas de nieve entre nosotros o intentar canastarlas.

Hoy puede ser un día para hacer cosas diferentes o, para hacer las mismas cosas de siempre pero de una forma diferente.

 

Categoria
1-3 años, 3-5 años, Ocio y TIC, Ocio y TIC