Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El entorno como espacio de aprendizaje

Un entorno favorable y que responda a las necesidades de nuestro hijo contribuirá a su correcto desarrollo


Categorias : 1-3 años Rss feed , Desarrollo y aprendizaje Rss feed

factores que afectan al aprendizaje, que influye en el aprendizaje, aprendizaje en el niño

El entorno es un componente esencial en el proceso educativo y de aprendizaje de los niños ya que el desarrollo integral del niño se produce gracias a las continúas relaciones e interacciones que mantiene con todo lo que le rodea.

Sus familiares o referentes más cercanos, las actividades que realiza nuestro hijo y los objetos o materiales que utiliza son algunos de los elementos esenciales que configuran su entorno.

Un entorno favorable y que responda a sus necesidades contribuirá a su correcto desarrollo afectivo, social y cognitivo.

Los actores: El niño y la familia

La familia es el primer agente de socialización, los primeros educadores y la primera fuente de aprendizaje de nuestro hijo, ya que somos nosotros los que le acompañamos desde el momento del nacimiento –la escuela, más tarde, complementará a la familia en esta función educadora– y, gracias a la interacción que mantenemos con nuestro hijo, fomentamos su autonomía, le ayudamos a ir adquiriendo diversas habilidades y capacidades.

El contexto familiar es el espacio ideal para formar valores y para desarrollar las habilidades sociales: es el espacio en el que el niño percibe unos tipos de pautas, ve cómo nos relacionamos, cómo gestionamos nuestras emociones, cómo nos comunicamos, etc. Así pues, es importante promover prácticas familiares positivas y darle la oportunidad para que observe unos buenos modelos a imitar.

A continuación detallamos algunas propuestas para que el contexto familiar se convierta en un entorno apropiado y facilitador del aprendizaje y del desarrollo de nuestro hijo:

  • Eduquemos desde el amor y el afecto, de forma constante e incondicional, es decir, que el niño se sienta siempre querido, independientemente de si ha protagonizado una pataleta o transgredido un límite. El respeto hacia él, el reconocimiento de sus emociones, intentar descubrir por qué ha actuado de una u otra manera, etc., son maneras de conseguirlo. El afecto y el amor no se demuestran únicamente con abrazos y besos sino también con empatía y comprensión. Esto no quiere decir que no debamos poner límites: el establecimiento de límites también es una buena forma de educar amorosamente.
  • Aunque todos tenemos discrepancias y pasamos por situaciones que nos inquietan y nos provocan malestar, intentemos ofrecer un ambiente familiar agradable y dialogante, basado en escuchar al otro.
  • Favorezcamos que el niño sea el protagonista en diversos momentos de nuestro día a día. Es positivo que la familia adoptemos el papel de facilitadores, incentivando la participación de nuestros hijos. Para hacerlo, podemos intentar encontrar el equilibrio entre fomentar la espontaneidad y la autonomía y animarlo o retarle a descubrir, a explorar cuando hagamos cosas juntos o cuando le propongamos actividades.
  • Establezcamos unas rutinas diarias. Las rutinas les ayudan a organizarse y les aportan seguridad, ya que gracias a ellas los pequeños pueden anticipar y reconocer lo que va a suceder. Al mismo tiempo, las rutinas pueden ayudar a nuestro hijo a incorporar valores. Por ejemplo, si diariamente le enseñamos que no debemos dejar abierto el grifo mientras nos limpiamos los dientes porque nos ve hacerlo a nosotros, estaremos fomentando que sea responsable con este tema que afecta al medio ambiente.
  • Conviene que las normas sean las necesarias, intentando no normativizarlo todo en exceso, que sean conscientes, actuando siempre de la misma manera en las mismas situaciones, y flexibles, es decir, se pueden negociar en situaciones especiales –por ejemplo, ir a dormir un poco más tarde el día de su cumpleaños–. Conviene mostrarnos serios cuando no las respeten a pesar de que debemos mantener siempre la serenidad.
  • Prediquemos con nuestro ejemplo.

Actividades para aprender

En familia se dan de manera implícita, aprendizajes mediante actividades que no tienen una evidente intención de enseñar, de transmitir nada, actividades que no tienen una intencionalidad educativa definida previamente. En cualquier situación de la vida diaria, como el momento del baño, las comidas, etc., los niños aprenden a reafirmar hábitos, se crean espacios naturales de comunicación, de relación y de juego, aprenden a colaborar, asumen responsabilidades, ganan en autonomía, etc. Al mismo tiempo, conviene favorecer la presencia de actividades más dirigidas, que persigue algún fin, como por ejemplo ir a la biblioteca a la hora del cuento si queremos despertarles el gusto por la lectura desde muy pequeños.

Recordemos también que, en esta etapa, el juego es la actividad de aprendizaje por excelencia. A través del juego, los niños exploran y desarrollan, aprenden sobre el mundo, se comunican, interactúan y resuelven problemas. Los niños juegan con su propio cuerpo, con los objetos, con las personas de su entorno, etc. Así pues, para fomentar sus habilidades, conviene dedicar tiempo a los hijos, encontrar espacios para jugar a diario, así como favorecer que jueguen con libertad creando sus propias formas de juego.

Herramientas para aprender

El niño está rodeado por un conjunto de materiales y objetos que le permiten experimentar y aprender. En la mayoría de los casos, los objetos del día a día pueden tener esta utilidad: Descubre diversas texturas tocando todo lo que encuentra por casa, desarrolla su imaginación imaginando que un zapato es un avión, aprende a caminar arrastrando una silla, etc.

En este sentido, conviene ofrecerle un entorno estimulante y lleno de materiales seguros y diversos, como cuerdas, telas, recipientes, elementos de la naturaleza, etc., para que los pueda aprovechar para jugar con ellos. De hecho, el juego no recae tan solo en los juguetes (cualquier objeto se puede convertir en un juguete en manos de un niño) sino en el uso que le da, incluso, en el uso que le proponemos que le dé cuando interactuamos con el pequeño.

Pero, los juguetes también son esenciales en el desarrollo de nuestro hijo y deben ser divertidos y estimulantes. Nuestro hijo se lo debe pasar bien jugando y, si se lo pasa bien, ya sacará algún aprendizaje.

El espacio que rodea al niño

En esta franja de edad las criaturas se mueven con libertad, empujadas por su curiosidad. Por este motivo, es importante que estemos alerta. Un espacio adecuado para el aprendizaje es el que le facilita la seguridad para crecer. Para conseguirlo, será necesario ponernos en su piel observando dónde se pueden encontrar los peligros y tomar precauciones para evitar riesgos.

Asimismo, también es necesario que le dejemos disfrutar del espacio, del entorno natural, del pueblo y, en definitiva, del contexto en el que vive y crece. Por ejemplo: poder ir a saltar sobre los charcos después de un día de lluvia para descubrir el chapoteo del agua, la resbaladiza sensación del barro en las botas, etc.

Debe estar registrado para comentar

Añadir un comentario

Artículos recomendados

Quizz

¡Dinos qué te interesa y cada semana recibirás una newsletter con todo lo que quieras saber!

¡¡¡Sí!!!

¡¡¡Sí!!!

¡¡¡¡No!!! Haz clic sobre la cruz roja que encontrarás en la esquina superior derecha y sigue navegando por Parentalis

¡¡¡¡No!!! Haz clic sobre la cruz roja que encontrarás en la esquina superior derecha y sigue navegando por Parentalis

Quizz

¿Tienes Hijos?

No tengo

No tengo

Un hijo

Un hijo

Dos hijos

Dos hijos

Más de dos hijos

Más de dos hijos

Quizz

Tu situación familiar es...

Esperando un hijo

Esperando un hijo

Buscando un hijo

Buscando un hijo

Quizá un hijo en el futuro

Quizá un hijo en el futuro

No quiero hijos

No quiero hijos

Quizz

¿En qué semana del embarazo estáis?

/ /
Quizz

¿Qué es lo que más te preocupa?

Relaciones familiares

Relaciones familiares

Alimentación y salud

Alimentación y salud

Concepción y gestación

Concepción y gestación

Desarrollo infantil

Desarrollo infantil

Quizz

¿Qué edad tienen?

/ /
Quizz

Te gustaría descubrir...

Recetas para cocinar con niños

Recetas para cocinar con niños

Juegos

Juegos

Recursos para dibujar y pintar

Recursos para dibujar y pintar

Cuentos y canciones infantiles

Cuentos y canciones infantiles

Escapadas y excursiones con niños

Escapadas y excursiones con niños

Restaurantes y lugares para ir con niños

Restaurantes y lugares para ir con niños

Actividades para hacer durante el embarazo

Actividades para hacer durante el embarazo

Ninguna opción

Ninguna opción

Quizz

Último paso para empezar a recibir toda la información que buscas sobre tus hijos

/ /
Quizz

¡Completado!

  • Felicidades, te has suscrito correctamente a Parentalis.com
  • Comprueba tu buzón de correo electrónico, te habrá llegado un mail de confirmación
  • A partir de hoy, recibirás en tu correo toda la información para ir siguiendo semana a semana la evolución de tus niños